«

»

ATE Rosario | Comenzó el Programa de Formación en Salud Colectiva

ate rosario

Con la participación de la referente pedadógica, Adriana Villalba, y el miembro de ATE IDEP Salud, Mario Borini, se inició ayer en el salón Héctor Quagliaro de la seccional local el programa de formación en Salud Colectiva “Volver a Carrillo”.

Trabajadores y trabajadoras de la salud se dieron cita el pasado martes 25 de abril en ATE Rosario para dar inicio al programa de formación en Salud Colectiva “Volver a Carrillo”, el cual contó con la importante participación de la referente pedadógica, Adriana Villalba, y el miembro de ATE IDEP Salud, Mario Borini. El objetivo de esta instacia es el de promover, desde el marco de la Educación Permanente en Salud, y a través de dispositivos de capacitación y actualización destinados a los trabajadores, la adquisición de herramientas conceptuales y metodológicas que forman parte de la planificación y gestión de la salud pública, teniendo como eje directriz la salud como DERECHO.

Médico, sanitarista, metodólogo y docente de la Faculta de Medicina en la UBA, Mario Borini se desempaña como investigador en el Instituto de Estudio sobre Estado y Participación (IDEP) de ATE. Consultado por el Equipo de Comunicación sobre el panorama actual en Argentina, el profesional en la salud reflexionó: “Hay una gran diferencia entre las cosas sensatas, útiles y sabidamente buenas y las que se van haciendo en el transcurso de estos últimos 60 años en salud. Hemos bajado muchos escalones, Argentina estaba en un lugar muy espectante dentro del grupo de países latinoamericanos hace unos cuantos decenios. Sin embargo hace tiempo que estamos en una tendencia declinante en términos comparativos”.

“No quiere decir esto, por ejemplo, que las tasas de mortalidad infantil no mejoren. Lo que pasa es que la velocidad de mejora es muy inferior a la de otros países, incluso de los países vecinos. Y si nosotros nos comparamos con los países desarrollados, la tasa de mortalidad infantil es tres o cuatro veces mayor, dependiendo del país”, determinó Borini para luego alertar sobre la tasa de mortalidad materna, “estando la Argentina en un período de absoluta vergüenza, diez veces arriba de lo que está cualquier país mediano de Europa”.

Al analizar la necesidad de “profundizar la democracia en el sentido de una representación real en las decisiones”, reflexionó sobre la necesidad de que el poder popular confronte a esa “concentración de poderes que evidentemente no ha sido a favor del desarrollo humano”.

“A veces me parece que la colaboración de la población está claramente en contra de sus propios intereses. Para dar un ejemplo, podemos pensar en la proliferación de las cesáreas, lo que no es para nada positivo. Hay sanatorios que tienen un 80% de partos por cesárea, y lo más negativo es que la paciente se acerca exigiéndole al médico que la atienda por esta vía. Esto quiere decir que el sistema a través de distintos mecanismos de conveniencia -concretamente porque es un negocio redituable para todos los eslabones: el médico, la clínica o el laboratorio- ha logrado que la población adopte posturas potencialmente negativas para su salud”.

“Vivimos nuestra vida como si fuera un programa elegido cuando en realidad reproducimos situaciones desde lo simbólico manejadas por un poder que ‘nos hace la cabeza’, esa es la palabra”, concluyó.

¿Por qué “Volver a Carrillo”?

Ramón Carrillo protagonizó la mayor gesta en política pública sanitaria, desde una perspectiva de derechos de las personas: el trabajo, la vivienda, la alimentación, y la seguridad social, eran el soporte de la revolución sanitaria que inmortalizó a Carrillo; esta política pública anclaba en una VISION SOCIO SANITARIA, magníficamente sintetizada en frases como “ …frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas…”.

Luego de la salida de Carrillo primero, y del derrocamiento de Perón después, se instituyó procesalmente un marco explicativo acerca de la salud y la enfermedad de las personas, conceptualmente opuesto a aquel. Se instala un modelo reduccionista y biologizador referencial para toda la industria de la enfermedad, también atravesó la visión y la práctica de la política pública sanitaria en los últimos 50 años.

Formación para trabajadores protagonistas

Desde ATE, se viene realizando un constante y sostenido esfuerzo en pos de acercar a los trabajadores y delegados espacios de formación, capacitación y actualización como actores y agentes protagonistas del sistema de atención de salud de distintas provincias.

Esta instancia de capacitación pretende favorecer la concreción de los objetivos planteados por los propios trabajadores vinculados a sus procesos de trabajo de atención y gestión de la salud en los distintos niveles del sistema, y fortalece la capacidad de respuesta al enfrentar los cambios en los modelos de financiamiento, la organización de la oferta y atención de la salud de la comunidad que viene siendo modificada abruptamente por el actual modelo político, económico y social.

En este contexto político en particular una de las necesidades centrales para el desarrollo de propuestas integrales desde las Organizaciones Populares como ATE, es la de generar ámbitos de discusión y formación. El programa “Volver Carrillo”propone desarrollar acciones de capacitación dirigidas a formar dirigentes en el marco de los pilares conceptuales de la Salud Colectiva y la Medicina Social.

:::El programa tendrá una frecuencia de cursado presencial de una vez al mes, durante el cuarto día martes de cada mes, a las 17.30. (sujeto a cambio y feriados), y un seguimiento virtual:::

*Equipo de Comunicación ATE Rosario.

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrintCompartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.