«

»

Informe | La salud en el Presupuesto Nacional 2014

salutt

Click para ver documento

Previo a analizar el lugar que ocupa la salud en las políticas públicas del Gobierno Nacional para el 2014, conviene realizar una somera mirada sobre el orden de prioridades que revela la actual gestión al momento de confeccionar su Presupueto General de Gastos para el Ejercicio Fiscal del 2014.

 

Una primera aclaración que conviene tener presente es que la historia de los Presupuestos aprobados por el Congreso Nacional suelen ser un primer indicador de lo que es razonable esperar que suceda con el gasto público, pero de ningún modo un análisis exacto de las magnitudes del gasto, toda vez que la gestiones de los últimos años suelen modificar la asignación de partidas dentro del monto total autorizado por la Ley de Presupuesto (donde se modifiquen partidas entre sí sin alterar el total) a principios de años por vía de Decisiones Administrativas que el Jefe de Gabinete realiza en el marco de las facultades delegadas por el Congreso al Ejecutivo (hecho que suele suceder a principios de años) y también por la vía de Decretos de Necesidad y Urgencia que sobre el final del año nos viene a blanquear que se gastó más de lo previsto.

No obstante, el Presupuesto Nacional es, como dijimos, una primera mirada válida sobre la asignación de prioridades del Gobierno Nacional. Al respecto, la Ley de Presupuesto aprobada indica que el Gasto Total será de $ 859.542,7 millones, lo que equivale a un aumento términos nominales del 19,2% respecto de 2013. Esto, a su vez, implica una caída del gasto en términos reales del 6,2% entre un año y otro. Al interior de dicho gasto, más del 60% se destinará a Servicios Sociales, 18,3% a Servicios Económicos, 9% a Deuda Pública, 5,9% a la Administración Gubernamental y 5,4% a Servicios de Defensa y Seguridad. Si bien el presupuesto previsto para cada categoría crece en términos nominales, sólo los Servicios de Deuda crecen en términos reales y lo hacen en un 36,3%. Es decir, el Presupuesto Nacional del 2014 señala que la única partida que tendrá un incremento real será el pago de servicios de la deuda, el resto, entre ellas salud, tendrá un caída real de su prestación.

Ver documento completo

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrintCompartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.